Purga automática

La purga automática permite una vida útil prolongada de los filtros, así como un ahorro sustancial de tiempo y trabajo para la empresa explotadora.

El principio técnico: durante el proceso de compresión se genera condensado, una emulsión de humedad del aire, lubricante y partículas de suciedad del aire ambiente. Por este motivo, durante y después del funcionamiento de la instalación de compresión se vacían de forma continua todos los separadores intermedios montados en el compresor y el separador final (intervalo estándar: 15 minutos, duración: 6 segundos). De este modo, en el compresor no permanece una mezcla agresiva de aceite y agua (condensado).

La purga automática se controla por medio del control electrónico del compresor. El condensado generado puede recogerse en un recipiente de recogida y eliminarse de forma medioambientalmente compatible. De modo opcional también están disponibles recipientes de recogida de condesado más grandes.

En caso de funcionamiento automático de una instalación de compresión se recomienda utilizar en todo caso la purga automática. Las ventajas que ofrece son una vida útil prolongada de los filtros y el consiguiente ahorro de costes innecesarios, un aire respirable puro y el ahorro de tiempo mediante el drenaje automático.

Descargar PDF

BAUER Accessory Systems – The ideal enhancement to your compressor